Bienvenido

.

.

.

.

.

.

.

.

miércoles, 16 de mayo de 2018

Comunión - 1920

Antiguo Familiar de Mari Pepa Gonzalez. 

Comunión - 1956

Grupo de niños en el momento de la comunión. Entre ellos Julián Llorente, que mira a la cámara, a su derecha Juan López y Rafael Ávila. Entre ellas, Lolita Fernández, Elena Tortosa y María del Carmen Ávila. 1956.

lunes, 14 de mayo de 2018

El Boli y Pepito - 1968

José Luis Camacho dijo: Yo y Pepito, botones del casino, en la tienda de mi padre.

ROBLEDIN - 1940

Como cada día, a las nueve, allí estaba ella. Robledín se sentaba junto a la cama que aquel carpintero mañoso y charlatán de la calle Santo Cristo le había fabricado a sus abuelos cuando se casaron, allá por los años cuarenta.
Cada día repetía la misma historia. “Buenos días, abuela, ¿ha dormido usted bien? Le traigo su desayuno, una manzanilla calentita y un cruasán. Soy yo, abuela, Robledín, su nieta, la hija de su hijo Antonio”. No tenía que mirarla para saber que estaba achinando los ojos mientras la observaba de arriba abajo. A ver si hoy hay suerte. 
Unos días con dos o tres fotos se hace la luz en su mente, otros ni con el álbum entero. “Mire, abuela, le he traído unas fotos. Aquí está usted en la escuela donde enseñaba a leer a los niños. También me enseñó a leer a mí, abuela, cuando mamá se fue. ¿Se acuerda? Al cielo, abuela, se fue al cielo. Mire, y aquí está usted con el abuelo el día de su boda. Qué carita de susto tenía usted, apenas le conocía ¿verdad? Soy Robledín, abuela. Sí, su nieta. ¿Se acuerda?”.
Hoy no hay nada que hacer. Hoy no encuentra recuerdos en ese sótano oscuro en el que se ha convertido su memoria. 
Aquella casa se había convertido para Robledín en un lugar de refugio y añoranzas, donde su niñez tras la muerte de su madre quedó arropada por los delicados cuidados de sus abuelos. No recuerda el momento exacto en que todo se vino abajo y, esa terrible enfermedad hizo acto de presencia en sus vidas, cuando dejó de hablar y de sonreír sin que ella entendiera el porqué. Nadie en el mundo la quiso tanto como su abuela, y perderla para ella, representaba el episodio más cruel al que tendría que enfrentarse en esta vida...y era consciente de que eso no tardaría mucho en llegar. 
Robledín se despidió de su abuela, antes de que se pusiera nerviosa, pero volverá mañana. Volverá a repetirle su historia cada día hasta que, por desgracia, ya no tenga que volver a hacerlo.

jueves, 10 de mayo de 2018

Cazadores - 1989

Rocío Trancoso Navarro dijo: Hermoso recuerdo de Rafael Vinagre, gran hombre, gran amigo y maestro que fué de mi padre Pablo Trancoso y de muchos más.

Dos artistas - 1965

Eduardo Campos Prado dijo: Mis abuelos no salieron nunca de su blanco pueblo de la Sierra Norte de Sevilla. Mis padres no montaron en avión y apenas surcaron un mar. Los hijos lo tienen todo a su alcance: la Plaza Roja, la Quinta Avenida o la Puerta del Sol. Es suficiente una tecla o una pantalla o un avión de bajo coste. Sus deseos son órdenes para ellos mismos y para los demás. Pocas pretensiones dejan de alcanzar. Sin embargo, leo que un joven héroe de moto GP, Marc Márquez, declara en una entrevista, que amigos de verdad tiene tres o cuatro, como todo el mundo. Supongo que sí, que para muchos, lo importante son los laureles y las victorias personales aunque signifiquen la soledad. Agradezco a los medios de comunicación y redes sociales, que nos permiten compartir sentimientos e ilusiones. Que nos brindan la oportunidad de conversar con desconocidos, a los que nos gustaría llamar amigos, y que nos conceden sentir el privilegio de que alguien nos escucha.

miércoles, 9 de mayo de 2018

Telefonistas - 1960

Rosa Guerrero Muñoz Dijo: Hermana esta eres tu que sorpresa.

Escuela Hogar - 1989

Antonio David Morillo Palma Dijo: Como mola joder.Que recuerdazos mas bonitos. Foto de Isabel Miguel.

martes, 8 de mayo de 2018

Pandilla - 1980

Paqui Sanguino Montero  Dijo: Que maravillosos años,formábamos una gran familia y lo pasábamos en grande, nunca dejaremos de tener amistad.

Toros - 1982

jueves, 3 de mayo de 2018

Comunión - 1956

Charo Fuentes y Doña Lola su maestra. 1956

miércoles, 2 de mayo de 2018

Bautismos - Marzo de 1953


Paisanos populares - 1980


José Luis Camacho Malo dijo: El hombre que mas toreros ha sacado a hombros, Antonio Martinez Reina (Abelardo).

miércoles, 25 de abril de 2018

Primera Comunión de Eduardo - 1961

Eduardo Campos dijo: Un viento sutil, suave y frío barre las calles y aceras de la solitaria y adormilada ciudad de Barcelona, arrastrando a su paso las hojas muertas del otoño. Al abrigo del viento, en el rellano, cobijado bajo la cornisa del abandonado edificio, y arropado por unas mantas de cartón, dormita Eduardo, un viejo vagabundo. A sus pies, atento y vigilante, descansa el único amigo y consuelo que le queda en este mundo, Samy, su leal e inseparable perro.
En el exiguo y acotado recinto de su pequeño territorio y universo, lleno de miseria y soledad, están desperdigados por el suelo todos los tesoros y riquezas que posee: un envase de vino tinto peleón, dos o tres frutas ya dañadas, unas migajas de pan, unos restos de colillas y un platillo de latón donde descansan unas monedas de escaso valor, arrojadas al paso, sin mirar, por algún viandante compasivo. En medio de la helada y fantasmal noche casi invernal, en la intimidad de su casa de cartón, lamenta su fracaso y lame lentamente sus heridas, mientras en lo más profundo de su ser, cree escuchar el trino melancólico de un ruiseñor en los viejos granados del camino de la Yedra y, las risas desatadas e infantiles de un montón de niños, mientras juegan en los bancos azulejados del Jardín de Santa Ana.
El amanecer llega pronto y al abrir la ventana de su casa de cartón, una ráfaga de viento, puñal de escarcha, araña cual felino su apergaminada y sucia cara. ¡Qué lejanos y olvidados quedan ya todos aquellos felices y añorados días de la niñez, cuando su padre, le entregaba una moneda de plata de cien pesetas para divertirse en la tan deseada Feria de Agosto!
Cada día, con paso aligerado se dirigía a la Alameda, y con ansias extremas, buscaba ese kiosco tan clásico, pintado de verde y blanco donde saboreaba con aquellas ansias aquel cartucho de papel, rebosando de esas ricas patatas fritas que nunca las hubo mejores en Constantina.
Ahora, bajo aquellos lúgubres y húmedos cartones, recordaba la casa solariega de sus agradecidos y queridos padres, siempre llenos de risas y alegrías, colmados de abundancia y preñados de ilusiones, sueños y esperanzas.

martes, 24 de abril de 2018

Boda de Dña. Ángeles Romero - 1950


Boda de Ángeles Romero camino a la Iglesia acompañada de su padre y de las damas de honor. La dama de la derecha es Margarita Jiménez. Principio de los 50.

Comunión - 1920

miércoles, 16 de mayo de 2018

Antiguo Familiar de Mari Pepa Gonzalez. 

Comunión - 1956

Grupo de niños en el momento de la comunión. Entre ellos Julián Llorente, que mira a la cámara, a su derecha Juan López y Rafael Ávila. Entre ellas, Lolita Fernández, Elena Tortosa y María del Carmen Ávila. 1956.

El Boli y Pepito - 1968

lunes, 14 de mayo de 2018

José Luis Camacho dijo: Yo y Pepito, botones del casino, en la tienda de mi padre.

ROBLEDIN - 1940

Como cada día, a las nueve, allí estaba ella. Robledín se sentaba junto a la cama que aquel carpintero mañoso y charlatán de la calle Santo Cristo le había fabricado a sus abuelos cuando se casaron, allá por los años cuarenta.
Cada día repetía la misma historia. “Buenos días, abuela, ¿ha dormido usted bien? Le traigo su desayuno, una manzanilla calentita y un cruasán. Soy yo, abuela, Robledín, su nieta, la hija de su hijo Antonio”. No tenía que mirarla para saber que estaba achinando los ojos mientras la observaba de arriba abajo. A ver si hoy hay suerte. 
Unos días con dos o tres fotos se hace la luz en su mente, otros ni con el álbum entero. “Mire, abuela, le he traído unas fotos. Aquí está usted en la escuela donde enseñaba a leer a los niños. También me enseñó a leer a mí, abuela, cuando mamá se fue. ¿Se acuerda? Al cielo, abuela, se fue al cielo. Mire, y aquí está usted con el abuelo el día de su boda. Qué carita de susto tenía usted, apenas le conocía ¿verdad? Soy Robledín, abuela. Sí, su nieta. ¿Se acuerda?”.
Hoy no hay nada que hacer. Hoy no encuentra recuerdos en ese sótano oscuro en el que se ha convertido su memoria. 
Aquella casa se había convertido para Robledín en un lugar de refugio y añoranzas, donde su niñez tras la muerte de su madre quedó arropada por los delicados cuidados de sus abuelos. No recuerda el momento exacto en que todo se vino abajo y, esa terrible enfermedad hizo acto de presencia en sus vidas, cuando dejó de hablar y de sonreír sin que ella entendiera el porqué. Nadie en el mundo la quiso tanto como su abuela, y perderla para ella, representaba el episodio más cruel al que tendría que enfrentarse en esta vida...y era consciente de que eso no tardaría mucho en llegar. 
Robledín se despidió de su abuela, antes de que se pusiera nerviosa, pero volverá mañana. Volverá a repetirle su historia cada día hasta que, por desgracia, ya no tenga que volver a hacerlo.

Cazadores - 1989

jueves, 10 de mayo de 2018

Rocío Trancoso Navarro dijo: Hermoso recuerdo de Rafael Vinagre, gran hombre, gran amigo y maestro que fué de mi padre Pablo Trancoso y de muchos más.

Dos artistas - 1965

Eduardo Campos Prado dijo: Mis abuelos no salieron nunca de su blanco pueblo de la Sierra Norte de Sevilla. Mis padres no montaron en avión y apenas surcaron un mar. Los hijos lo tienen todo a su alcance: la Plaza Roja, la Quinta Avenida o la Puerta del Sol. Es suficiente una tecla o una pantalla o un avión de bajo coste. Sus deseos son órdenes para ellos mismos y para los demás. Pocas pretensiones dejan de alcanzar. Sin embargo, leo que un joven héroe de moto GP, Marc Márquez, declara en una entrevista, que amigos de verdad tiene tres o cuatro, como todo el mundo. Supongo que sí, que para muchos, lo importante son los laureles y las victorias personales aunque signifiquen la soledad. Agradezco a los medios de comunicación y redes sociales, que nos permiten compartir sentimientos e ilusiones. Que nos brindan la oportunidad de conversar con desconocidos, a los que nos gustaría llamar amigos, y que nos conceden sentir el privilegio de que alguien nos escucha.

Telefonistas - 1960

miércoles, 9 de mayo de 2018

Rosa Guerrero Muñoz Dijo: Hermana esta eres tu que sorpresa.

Escuela Hogar - 1989

Antonio David Morillo Palma Dijo: Como mola joder.Que recuerdazos mas bonitos. Foto de Isabel Miguel.

Pandilla - 1980

martes, 8 de mayo de 2018

Paqui Sanguino Montero  Dijo: Que maravillosos años,formábamos una gran familia y lo pasábamos en grande, nunca dejaremos de tener amistad.

Toros - 1982

Comunión - 1956

jueves, 3 de mayo de 2018

Charo Fuentes y Doña Lola su maestra. 1956

Bautismos - Marzo de 1953

miércoles, 2 de mayo de 2018


Paisanos populares - 1980


José Luis Camacho Malo dijo: El hombre que mas toreros ha sacado a hombros, Antonio Martinez Reina (Abelardo).

Primera Comunión de Eduardo - 1961

miércoles, 25 de abril de 2018

Eduardo Campos dijo: Un viento sutil, suave y frío barre las calles y aceras de la solitaria y adormilada ciudad de Barcelona, arrastrando a su paso las hojas muertas del otoño. Al abrigo del viento, en el rellano, cobijado bajo la cornisa del abandonado edificio, y arropado por unas mantas de cartón, dormita Eduardo, un viejo vagabundo. A sus pies, atento y vigilante, descansa el único amigo y consuelo que le queda en este mundo, Samy, su leal e inseparable perro.
En el exiguo y acotado recinto de su pequeño territorio y universo, lleno de miseria y soledad, están desperdigados por el suelo todos los tesoros y riquezas que posee: un envase de vino tinto peleón, dos o tres frutas ya dañadas, unas migajas de pan, unos restos de colillas y un platillo de latón donde descansan unas monedas de escaso valor, arrojadas al paso, sin mirar, por algún viandante compasivo. En medio de la helada y fantasmal noche casi invernal, en la intimidad de su casa de cartón, lamenta su fracaso y lame lentamente sus heridas, mientras en lo más profundo de su ser, cree escuchar el trino melancólico de un ruiseñor en los viejos granados del camino de la Yedra y, las risas desatadas e infantiles de un montón de niños, mientras juegan en los bancos azulejados del Jardín de Santa Ana.
El amanecer llega pronto y al abrir la ventana de su casa de cartón, una ráfaga de viento, puñal de escarcha, araña cual felino su apergaminada y sucia cara. ¡Qué lejanos y olvidados quedan ya todos aquellos felices y añorados días de la niñez, cuando su padre, le entregaba una moneda de plata de cien pesetas para divertirse en la tan deseada Feria de Agosto!
Cada día, con paso aligerado se dirigía a la Alameda, y con ansias extremas, buscaba ese kiosco tan clásico, pintado de verde y blanco donde saboreaba con aquellas ansias aquel cartucho de papel, rebosando de esas ricas patatas fritas que nunca las hubo mejores en Constantina.
Ahora, bajo aquellos lúgubres y húmedos cartones, recordaba la casa solariega de sus agradecidos y queridos padres, siempre llenos de risas y alegrías, colmados de abundancia y preñados de ilusiones, sueños y esperanzas.

Boda de Dña. Ángeles Romero - 1950

martes, 24 de abril de 2018


Boda de Ángeles Romero camino a la Iglesia acompañada de su padre y de las damas de honor. La dama de la derecha es Margarita Jiménez. Principio de los 50.